Coleccionista de papiros

¡Periodista! ¡Graduada! ¿Graduada? Tengo una carrera debajo del brazo… parece increíble, ¿verdad? pues, sorprendentemente, esto sirve tanto como nada.

Bienvenidos seáis todos a la generación más preparada del momento, aquella que es coleccionista de papiros con su nombre que solo sirven para adornar una habitación. Sí, seguro que sabréis de qué estoy hablando, de la consecución de un trabajo. Es increíble como se cierran las puertas de las ofertas o, como cada vez, se están acotando más.

Terminas la carrera ilusionada, porque por fin vas a ejercer la profesión que escogiste cuando echaste la solicitud… ¿la qué?… Me gustaría estar en un trabajo (ni siquiera estable) que me permita la opción de ahorrar para poder seguir estudiando para poder conseguir un trabajo mejor, la pescadilla que se muerde la cola.

Y luego, cuando vas a solicitar ese trabajo:

  1. No gracias, ya tengo a alguien desempeñando ese puesto.
  2. Es que pido experiencia y no tienes.
  3.  Prefiero prescindir de tus servicios y contratar a alguien que cobre 7 veces menos y que haga el mismo trabajo.
  4. Sí, eres periodista, pero bueno, ya hablamos con otra persona (sin la cualificación necesaria).
  5. Ufff, es que en la empresa solo entran por recomendación.

Estos 5 puntos (seguro que me he dejado alguno por el camino) son con toooooooodas las cosas que me he encontrado, aún así me puedo considerar afortunada porque “algo” de experiencia sí que tengo.

Eso sí, seguiré acrecentando mi colección de papiros con mi nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s